Skip to content

El primer tren bala que llegó a los 300 kilómetros por hora le dice adiós a la alta velocidad

febrero 28, 2010

El primer Shikansen o tren bala japonés que superó los 300 kilómetros por hora se despidió hoy, después de trece años, de las líneas de alta velocidad para dejar paso a la tecnología aún más moderna de sus sucesores.

Cientos de personas se congregaron en los andenes del servicio de alta velocidad de la estación central de Tokio para ver partir, por última vez, a la serie 500 del Shinkansen, convertida en su día en símbolo de la innovación tecnológica de Japón.

Fabricado por la compañía ferroviaria Japan Railways West (JR West) en 1996 y 1997, el Shinkansen 500 debutó en marzo de 1997 para unir los 622 kilómetros entre las ciudades de Osaka (centro) y Hakata (sur) en 2 horas y 17 minutos, frente a las casi cuatro horas que se necesitaban hasta entonces.

En noviembre de aquel mismo año amplió su línea de Osaka hasta Tokio con el servicio “Nozomi” (“Esperanza”).

Hasta que apareció esta revolucionaria serie, los trenes bala nipones alcanzaban “sólo” los 210 kilómetros por hora, explicó a Efe un portavoz de JR West.

El modelo 500 fue el primer tren comercial que llego al máximo de 300 kilómetros por hora, lo que le llevó a ser inscrito en el libro Guinness de los récords.

Con su línea de corte supersónico y su morro azul y blanco, que recuerda al de un avión de combate, ganó varios premios de diseño industrial y una popularidad que le ha valido una legión de “tecchan”, como se conoce a los incondicionales de los trenes en Japón.

Desde que se anunció el cese de la actividad de este tren, sus seguidores se prepararon para la despedida y hoy acudieron cámara en ristre a la estación de Tokio, donde se tuvieron que tomar medidas de seguridad especiales para evitar accidentes por las aglomeraciones.

En medio de una gran expectación, el Shinkansen 500 entró lentamente en el andén, estuvo detenido 13 minutos -durante los que incluso los responsables de la estación se esforzaron por fotografiarlo con sus móviles- antes de retirarse de esas vías, en medio de flashes, por última vez.

Debido a su elevado precio, de la serie 500 se produjeron sólo nueve trenes, cada uno con 16 vagones.

En su mejor época este modelo realizaba hasta 16 viajes al día, pero en los últimos años, con la entrada de los nuevos modelos 700 y N700, se fue retirando poco a poco hasta los dos viajes diarios que hacía hasta hoy.

Entre las características del popular Shinkansen 500 estaba su larga “nariz” picuda, de una longitud de 15 metros, que hacía que el tren tuviera menos altura de la normal, algo que cambió en los modelos siguientes para hacerlos más cómodos.

Ahora la serie 500 será sustituida totalmente por la nueva serie N700 del tren bala, que ya realiza desde julio de 2007 los trayectos comerciales de la línea “Tokaido” que une los 552 kilómetros que separan Tokio de Osaka, la segunda ciudad en importancia de Japón.

Aunque ha dicho adiós a la alta velocidad, la serie 500 no dejará de circular en Japón, ya que seguirá funcionando con 8 vagones en el servicio regular que cubre el trayecto entre Osaka y Hakata, en la línea donde debutó.

Sin haber sufrido nunca un accidente mortal y con un retraso medio de menos de un minuto, el Shinkansen simboliza la pujanza tecnológica de Japón desde hace más de cuarenta años, cuando la alta velocidad era un concepto casi utópico en Europa o EEUU.

De hecho, el Shinkansen de Japan Railways es uno de los productos más conocidos de la ingeniería japonesa en todo el mundo, a pesar de que la tecnología que lo hace funcionar apenas se ha exportado a gran escala al extranjero.

En Asia cuenta con la tecnología del Shinkansen Taiwán, mientras que está previsto que Vietnam la utilice en la línea de 1.700 kilómetros que recorre el país de norte a sur en un proyecto para el que calcula una inversión de 56.000 millones de dólares (41.112 millones de euros).

Además, Japan Railways ha mostrado interés por entrar en la licitación para las obras del tren de alta velocidad que Brasil pretende tener entre sus dos mayores ciudades, Río de Janeiro y Sao Paulo, y que sería el primero de su tipo en América Latina.

One Comment leave one →
  1. mario permalink
    marzo 2, 2010 3:21 pm

    Un artículo muy intesante. Enhorabuena por el blog.
    Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: