Skip to content

El barro impide retirar la locomotora del Talgo que descarriló hace 10 días

marzo 1, 2010

La retirada del Talgo 201 que cubría la línea entre Madrid y Burgos por Aranda de Duero y que descarriló a la altura de Pineda Trasmonte el pasado 19 de febrero está creando numerosos quebadreros de cabeza para los técnicos de Renfe y Adif. Primero, fue la dificultad para acceder al lugar de accidente en una trinchera abierta por las vías entre las estaciones de Fontioso y Bahabón de Esgueva junto al túnel de Pineda Trasmonte; segundo, ocurrió el vuelco del tren grúa en la estación de Burgos que tenía que acudir hasta la línea siniestrada. Después, se encontraron con nuevos desprendimientos, provocadas por las lluvias de los últimos días, que obligaron a retrasar las operaciones de ‘rescate’ de los vagones y, lo último, son los problemas para retirar la locomotora del Talgo.
Dos grúas de grandes dimensiones cargaron ayer la máquina tractora de 78.000 kilos en la góndola de un camión, junto a un apeadero de Bahabón de Esgueva, hasta donde también fueron trasladados los cinco vagones del tren accidentado.
El peso de la locomotora diésel y  el barro formado en el camino provocaron que el trailer se quedara atascado y con las ruedas hundidas en el terreno, al igual que las grúas.
Una vecina de la localidad de Bahabón explica que el acceso a este apeadero se realiza por una carretera de titularidad de la Junta de Castilla y León, que tiene una limitación de carga de 12 toneladas y que ha quedado muy deteriorado tras el paso de numerosos camiones cargados con los vagones. Es por ello, que piden que la administración regional realice las oportunas gestiones para arreglar esos desperfectos.
Una vez realizados los trabajos de la consolidación de las vías del tramo afectado por el accidente ferroviario, en el que hubo ocho heridos leves, ahora es necesario proceder a la reparación de la infraestructura ferroviaria. Mientras duren las obras de mejora en el trazado de las vías del tren directo, el trayecto entre Burgos y Madrid se realizará por Valladolid en tanto en cuanto no quede expedita la vía.
Las voces más críticas ya han adelanto su temor a que este accidente sea la tumba para el ferrocarril directo entre Madrid y Burgos por Aranda. Este tipo de incidentes, unido a la escasísima utilización del servicio (el día del siniestro viajaban cuatro pasajeros, el mismo número que el personal de servicio del tren) ponen en serio peligro la continuidad del ferrocarril. De momento, no hay fecha para restablecer la línea.

Fuente: El Correo de Burgos

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: